Mensaje del Rector

Ing. Adalberto A. Calderón Trujillo
Rector

En la UT Hermosillo propiciamos lo necesario para que nuestros estudiantes vivan su formación educativa con alto sentido de responsabilidad ética y social, al participar en las diversas posibilidades de crecimiento como:

  • El inicio del Modelo Educativo Mexicano de Formación Dual y en Alternancia, que propicia un mayor acercamiento del alumno al sector productivo como parte primordial para sus prácticas académicas, desarrollo profesional y colocación laboral;
  • Programa de movilidad internacional de alumnos y docentes;
  • Sistema completo de acompañamiento personalizado al estudiante a través de tutorías y asesorías;
  • Ocho meses de prácticas de tiempo completo en empresas de bienes y servicios, tanto de sector público como privado;
  • Amplio programa de becas, las cuotas más accesibles del Estado y enlace con el Instituto de Crédito Educativo;
  • Actividades culturales y deportivas;
  • Programa de emprendedurismo;
  • Programa de divulgación del conocimiento y de servicio comunitario;
  • Así como la nueva oferta de educación mediante esquemas semipresenciales a partir de septiembre de este año, entre otros.

Entre las características que más admiración despierta el Coyote, destaca su facilidad para adaptarse al entorno donde se desarrolla y cuando se unen permanecen juntos toda su vida, también son creativos, capaces de sobreponerse, levantarse de nuevo y luchar por su objetivo; los distingue que dan su mayor esfuerzo; este luchador incansable sabe que las cosas sólo se consiguen a través del trabajo.

Nuestra Comunidad Universitaria, en similitud de dichas características, trabajamos juntos dando lo mejor de cada uno por el beneficio común, sobre todo de nuestros alumnos; sabemos que esa es la única vía para alcanzar las metas proyectadas, haciéndose patente en cada una de las áreas sustantivas institucionales el impacto positivo de todos ellos y que ha redundado en el crecimiento sostenido de la Universidad.

A la fecha, nos encontramos frente a una Casa de Estudios en consolidación, con una comunidad universitaria unificada y que se identifica con su Alma Mater, responsable ante los retos que la dinámica social impone y sensible a las necesidades más apremiantes del sector productivo de la Entidad.

Tal desafío es el que sintetiza el trabajo desempeñado y son producto del gran ahínco vertido en muy diversos frentes en los que confluyen docentes, alumnos, autoridades y empleados universitarios; nuestro reconocimiento a todos y cada uno de ellos por sus invaluables aportaciones a la construcción del prestigio de la Universidad Tecnológica de Hermosillo, Sonora.